El 12 por ciento de los cordobeses tiene como hábito o vicio emborracharse al menos una vez por mes, de ese porcentaje el 78 por ciento son hombres y el 22 restante mujeres.

Planteado de otro modo por cada mujer que se emborracha hay casi cuatro hombres que hacen lo mismo.

El consumo en exceso de alcohol es transversal a todas las clases sociales aunque es levemente mayor en el sector más humilde.

De acuerdo a la distribución proporcional por segmento social de 10 cordobeses que tienen por hábito beber de más, tres son de clase Alta, tres de clase Media y cuatro de clase Baja.

Al observar los resultados discriminados por sexo la proporción general cambia,entre los hombres el consumo de alcohol es más marcado en la clase baja y entre las mujeres en la clase alta.

Suele asociarse el emborracharse con la “fiesta y el descontrol” ambos elementos presentes entre los más jóvenes y el resultado de la encuesta refleja esta realidad: el 61 por ciento de las personas que toman de más son menores de 29 años.

Al comparar el consumo por edad sexo surge que entre los hombres si bien la mayoría son jóvenes hay una importante porción de hombres de 30 a 49 años que se emborrachan. Entre las mujeres en cambio es mas marcado el consumo entre las de menor edad.

Perfil del Típico Borracho Cordobés

Si en alguna fiesta donde el alcohol estuviera a la orden del día Cupido hiciera de las suyas y quisiera cruzar al típico borracho cordobés con la típica borracha, la clásica canción de Rodrigo Bueno 8.40 (“ella multimillonaria y del mas alto nivel…”) tomaría vida ya que se enamoraría un hombre joven de clase baja con una mujer de igual edad pero de de clase pudiente.

Fuente de Información

-Informe y analisis: Santiago Gómez santiago.gomez@delfosold.exportech.com.ar

– Tel: 351 5261127

Encuesta realizada por la Consultora Delfos Base: 500 casos domiciliarios en Córdoba Capital. Nov09.