Ahí nomás prácticamente empatados aparecen los “amigos” y apenas debajo de ellos las comunicaciones con los “hijos”. Además mientras los hombres hablan mucho por cuestiones laborales ellas se la pasan hablando con sus hijos o amigas.

La encuesta realizada por Delfos sobre los vínculos entre los cordobeses en este caso intento develar con que personas se comunican más telefónicamente, si bien los resultados fueron muy parejos en primer lugar quedaron las llamadas a la “pareja”.

El 18 por ciento de los entrevistados dijo que el número que más figura en su factura telefónica es el de su propia pareja.

En segundo lugar y a solo un punto de distancia quedaron las comunicaciones con los amigos (17) en tanto que la “preocupación por los hijos” completa el podio con el 15 por ciento.

Los temas “laborales” comparten el cuarto lugar con las comunicaciones con “mamá”, finalmente las llamadas a otros “familiares”, a “hermanos” y a “papá” completan el ranking.

Madre hay una sola

Una curiosidad de la investigación pasa por el hecho de que proporcionalmente cada cinco comunicaciones con “mamá” recién hay una comunicación con “papá” lo que devela la fortaleza del vinculo entre hijos y madres por sobre la del “viejo”.

Dime que edad tienes y te diré con quien hablas

El análisis de los resultados por edad deja varias conclusiones muy claras. En investigaciones anteriores sobre la relación de pareja se observaba como el “amor se va perdiendo con los años” ya que a mayor edad se encontraba menor cantidad de cordobeses enamorados de sus parejas.En este caso surge un dato similar.

Las comunicaciones con la “media naranja” son mayores entre los jóvenes y va decayendo a medida que se avanza en edad.

Mientras que entre los menores de 30 años el 28 por ciento dijo que habla más con su pareja lo que en cierto modo muestra preocupación e interés por la misma; entre los adultos el indicador cae al 24 por ciento y entre los mayores de 50 a seis por ciento.

Sin embargo, quizás no es que a medida que se crece en años se pierde interés por la pareja sino que el foco de atención lo pasan a ocupar los hijos.

El dato se hace evidente al observar que entre los mayores de 50 la mayoría de las comunicaciones se da justamente con los hijos y de igual modo entre los jóvenes la segunda persona con las que más se habla es con la “mamá”.

Los “amigos” ocupan el mismo espacio tanto entre los jóvenes como entre los mayores de 50 y las cuestiones laborales tienen mayor presencia entre los adultos de 30 a 49 años.

Para ellas los hijos para ellos el trabajo

El comportamiento de las llamadas según el sexo muestra claras diferencias. La más destacable es el hecho de la gran participación que tienen entre los hombres las llamadas laborales y entre las mujeres las llamadas a sus hijos.

Un dato para la polémica y que viene a dar sustento a la típica crítica del hombre a la mujer por el tiempo que se pasa “hablando por teléfono con sus amigas”, es que justamente este tipo de llamadas es el principal motivo de comunicación de las mujeres ellas incluso superando el tiempo que hablan con sus hijos.

El rol del padre se mantiene devaluado y más entre el sexo débil donde solo el uno por ciento dijo que habla seguido con su progenitor.

Fuente de Información

-Informe y análisis: Santiago Gómez santiago.gomez@delfosold.exportech.com.ar

– Tel: 351 5261127 Encuesta realizada por la Consultora Delfos

– Base: 500 casos domiciliarios en Córdoba Capital.